Bienvenidos
autoescuelas

Las Asociaciones de Centros de Formación Vial, solicitan a la DGT un plan para solucionar el colapso de exámenes y el déficit de funcionarios y examinadores

Formaster, CNAE, ITT, ECT y CECAP se reúnen y se ofrecen como mediadores entre las partes (DGT y examinadores) para resolver un problema que lleva bloqueado desde hace años.

Ante las nuevas jornadas de huelga de los Examinadores de Tráfico que están previstas que se desarrollen todos los lunes, martes y miércoles a partir de esta primera semana de septiembre, las asociaciones que representan a la totalidad de colectivos que trabajan en el campo de la formación vial: Formaster (Asociación de Empresas Formadoras en Seguridad Vial), CNAE (Confederación Nacional de Autoescuelas de España), ITT (Instituto de Tráfico y Transporte), ECT (Escuela de Conducción, Transporte y Logística) y CECAP (Confederación Española de Empresas de Formación) se han reunido para estudiar los problemas que se están produciendo en las autoescuelas y centros de formación vial por este conflicto laboral y para aportar soluciones.
Unos daños que están afectando tanto a los ciudadanos que quieren obtener una
licencia o permiso de conducir, así como al día a día de las autoescuelas, con gravísimos
problemas en sus negocios.
Los centros de formación vial en España se han visto envueltos en medio de un
conflicto laboral sin vías de solución. Por ello, si bien respetan el derecho a la huelga
reconocido para todos los trabajadores, también solicitan a la DGT que se establezcan unos
servicios mínimos adecuados y acordes a la demanda existente de alumnos que quieren
obtener el carné de conducir en cada uno de los centros de examen. Desde estas asociaciones
quieren recordar que durante las jornadas de huelga de los meses pasados (junio y julio), no se
realizaron servicios mínimos, en perjuicio de los ciudadanos que querían presentarse a las
diversas pruebas de conducir.
Y, después de la huelga, ¿qué?
Pero el gran problema que ven las asociaciones de formación vial es el futuro tras este
conflicto laboral que se está diluyendo en el tiempo. Y la pregunta que se realizan es, ¿qué va a
pasar el día después de la huelga?
Por un lado, y como principal problema, inminente y a corto plazo, hay que dar salida
al inmenso colapso de alumnos que están en espera para presentarse a las pruebas de
conducir en los diversos centros de exámenes de la DGT de toda España.
Para solventar este problema, las asociaciones reunidas proponen que se garanticen
ampliaciones de horario en cada una de las Jefaturas de Tráfico y Centros de Exámenes que
permitan diluir, lo antes posible y de forma coherente y ordenada, dichas listas de espera de
alumnos pendientes de ser examinados.
Por otro lado, nos enfrentamos a la falta de examinadores generalizada en la totalidad
de los Centros de Exámenes de España, y que no se llegará a resolver tras la huelga. Por lo que
desde estas asociaciones se solicita a la Dirección General de Tráfico que dé a conocer las
medidas y posibles soluciones que se tienen previstas para adecuar el número de funcionarios
y examinadores a las necesidades reales de obtención de permisos, ya que las propuestas
actuales continúan siendo insuficientes ante las jubilaciones producidas y las futuras.
Por este motivo, a fin de mejorar un servicio fundamental para los ciudadanos y
terminar con un conflicto que está arrastrando multitud de problemas a terceros,
principalmente económico a las empresas de Formación Vial, desde Formaster, CNAE, ITT, ECT
y CECAP solicitan a la DGT, a la Administración Central y a los examinadores que lleguen a un
acuerdo lo antes posible y se ponen a disposición de las partes para mediar y ayudar a
desbloquear el conflicto y solucionar el conflicto del día después de la huelga.
Además las autoescuelas representadas en estos colectivos, están realizando un
análisis del impacto económico de esta huelga para reclamar ante la administración
indemnizaciones por los posibles daños y perjuicios que este conflicto laboral está
ocasionando a las autoescuelas.