FORMASTER a favor del Real Decreto que reforma el Reglamento General de Conductores presentado esta semana

Ante las reformas legales en materia de Tráfico, Circulación y Seguridad Vial que ha presentado esta semana el Ministerio del Interior, Formaster aplaude las nuevas propuestas legales que se introducen, así como el objetivo que se propone el gobierno de reducir la siniestralidad en los accidentes de tráfico.

Formaster quiere poner en relevancia alguno de los puntos que se han presentado y que se implementarán en un plazo breve. Por un lado, en lo relacionado con la Formación de Conductores Profesionales donde se reduce la edad mínima exigible a los 18 años para conducir transportes de mercancías y de viajeros tras la aprobación del Certificado de Aptitud Profesional (CAP), y que hasta ahora estaba en 21 años. Esto supondrá abrir el sector del transporte a más personas, donde hoy día, hay una escasez de conductores y profesionales del Transporte Profesional, y que así muchos jóvenes puedan iniciar los estudios y cursos antes y acceder a un puesto de trabajo.

En relación a la bajada de la velocidad a 30 km./h. en las vías urbanas supondrá una relación entre peatones y vehículos mucho más óptima. Hay que recordar que los vehículos circulan a una media de 15 km. por hora en estas vías y que todo accidente y atropello a una velocidad de 30 kilómetros o menos tiene una letalidad de no más del 5%. También cabe destacar que el aumento de los puntos y las sanciones para infracciones como no usar el casco, el cinturón de seguridad o el manejo del móvil u otros aparatos electrónicos mientras se conduce, son importantes, pero no deben de ser cambios vistos y pensados para aumentar la recaudación, sino que deben ser para concienciar a los conductores del peligro que conllevan estos actos y el manejo de estas tecnologías mientras se conduce. Por ello, estas acciones deberían complementarse con campañas de concienciación que incidan en que el uso de tecnología al volante es sinónimo de distracción y de accidente.

Formaster también quiere recordar que hay que involucrar a toda la sociedad: conductores, administraciones públicas, empresas, gobiernos autonómicos y locales a seguir trabajando por la Seguridad Vial y por una Formación Vial de calidad y de excelencia, con un único objetivo de crear mejores conductores y bajar la siniestralidad y los accidentes de tráfico en nuestras vías urbanas y carreteras.

Comparte con tus conocidos